CUARTA FERIA TEJIENDO TERRITORIOS

 

El pasado sábado 19 de noviembre, tuvimos nuevamente la oportunidad de compartir junto a la comunidad de la localidad de la Candelaria un espacio de encuentro entre productores y consumidores, cumpliendo así la propuesta que el comité SALSA ha gestionado entorno la construcción de circuitos cortos de producción, comercialización y consumo.

                                                                                                                   

 

En primera estancia agradecemos a todas las personas participantes, tanto productores como miembros de la comunidad que han seguido  con interés este proceso. Principalmente a la junta de acción comunal del barrio Belén, Casa Bakata y miembros de los conjuntos residenciales nueva Santafé. También al espacio cultural y restaurante L´Aldea, que  ha permitido realizar un convenio junto a los productores de realizar ferias cada mes dentro de este espacio, un triunfo el poder contar con espacios como este que posibiliten mercados alternativos y que apoyen al campo colombiano. Y por supuesto gracias a todas las personas de las organizaciones campesinas que con mucho esfuerzo hacen presencia en estas actividades con tal de compartir sus maravillosos productos que son muestra precisa del trabajo en pro de la soberanía y autonomía alimentaria.

 

                                                                                                                   

 

Vale la pena resaltar que gracias a estos procesos, uno de los participantes Don Jorge de Choachi quien cultiva y trabaja con hortalizas logro un convenio con el restaurante Vegetariano Loto Azul: probaron sus productos, lo visitaron en su finca y quedaron encantados por la calidad de productos y por el manejo orgánico  que él le da a sus cultivos en el  proceso de siembra.  Muchos éxitos en este enlace.

 

                                                                                                              

 

En cuanto a la feria, tuvimos de nuevo la participación de varios artistas de los barrios de Belén y Egipto, quienes dinamizaron la jornada desde diferentes expresiones culturales las cuales  nunca deberían estar alejadas del proceso alimentario, pues es el abono, el condimento, el postre perfecto para nutra el alma.